Derecho a la vivienda

La vida puede terminar siendo una broma muy pesada, puede llegar a ser miserable, despiadada o todo lo contrario. Las decisiones, las acciones o la suerte pueden tener mucho que ver, pero con los derechos ninguna de las anteriores son cuestiones imperativas ni condicionantes.

Dentro de las sociedades democráticas modernas el conjunto de los ricos es en principio un conjunto abierto: cualquiera puede tener la esperanza de entrar y todos deberían saber que el riesgo de ser expulsados a real. Igualmente abierto es el conjunto de los pobres: el riesgo de ser arrastrado está siempre presente, las posibilidades de salir son más reducidas, pero no nulas. (Secchi, 2013)