Recetas urbanas: infraestructura verde y movilidad

Un día cualquiera en una ciudad cualquiera, los despertadores han sonado y la mayoría de ciudadanos se preparan para iniciar la ruta hacia sus destinos cotidianos; el trabajo, la universidad, la escuela… Estas actividades dependen en gran porcentaje de los medios de transporte a motor, sin embargo cubrir la distancia entre origen y destino representa el mayor gasto de CO2 y de energía por persona y un gran impacto en el medio ambiente.

Tipos de transporte más utilizados. Fuente: Do the Right Mix

Tipos de transporte más utilizados. Fuente: Do the Right Mix

La movilidad es un asunto que tiene relación con las costumbres sociales, con la estructura económica, con los medios de transporte en relación a la infraestructura disponible, y sobre todo con la política. En este sentido podríamos decir que todos estos elementos definen una cultura de la movilidad. Esto nos lleva a preguntarnos ¿cómo es la movilidad en una ciudad dotada de una infraestructura verde urbana?

Plano Infraestructura verde urbana de Vitoria-Gasteiz (Capital verde europea 2012). Representación del sistema de infraestructura verde urbana en clave de red o sistema interconectado: espacios núcleo, espacios nodo a través de conectores. Fuente: La infraestructura verde urbana de Vitoria-Gasteiz. Documento propuesta

Plano Infraestructura verde urbana de Vitoria-Gasteiz (Capital verde europea 2012). Representación del sistema de infraestructura verde urbana en clave de red o sistema interconectado: espacios núcleo, espacios nodo a través de conectores. Fuente: La infraestructura verde urbana de Vitoria-Gasteiz. Documento propuesta

Infraestructura verde, un concepto contemporáneo

La infraestructura verde urbana se define como un sistema transversal de espacios “naturales y seminaturales estratégicamente planificados” 2 que permiten el desarrollo de ciertas competencias urbanas y medioambientales con capacidad multifuncional y simultánea, a la vez que instrumento político, de planificación y ordenación aplicable en distintas escalas del territorio.

El concepto de infraestructura verde tiene su origen en la definición de los principios que abogan por proteger la biodiversidad y los espacios naturales del embate de la urbanización y de las actividades humanas. De esta forma, propuestas y objetivos en pro de la protección de los recursos naturales se configuran dentro de un marco político que, a través de la planificación, se proponen engranar de forma equilibrada las actividades y usos sobre el territorio.

El “verde” como infraestructura es una locución que adquiere sentido en la dimensión de la planificación en la sociedad contemporánea, a diferencia de lo que representaba el “verde” para el urbanismo del siglo XVIII, como un objeto de “escaparate” -recordemos aquellos monumentales jardines para la contemplación-.

En nuestra contemporaneidad el concepto de infraestructura verde se ha ampliado3, considerándose aquellos espacios verdes integrados en la ciudad como infraestructura verde urbana. Desde hace poco más de una veintena de años, la creación de instituciones con el objetivo de “garantizar la conservación de la biodiversidad” dentro del ámbito europeo, como la Red Natura 2000, LIFE y otros organismos, hasta la aprobación en 2011 de la “Estrategia de la Unión Europea sobre la Biodiversidad 2020”, han sido pilares en la construcción del concepto de infraestructura verde y del entender la naturaleza como un sistema integrante de la vida y no excluido del sistema urbano.

Infraestructura verde y cultura de la movilidad

Al principio nos preguntábamos cómo es la movilidad en una ciudad que ofrece una infraestructura verde urbana, y miramos el plano de la ciudad de Vitoria-Gasteiz como referente. Observamos un sistema de espacios verdes unidos a través de conectores que sirven de enlace-corredor, a la vez que se fomenta el uso de una movilidad no motorizada y donde la infraestructura viaria asume la intermodalidad facilitando el acceso al trasporte público. Es la representación de un sistema capaz de engranar dos elementos, verde y movilidad, aislados en el reparto por la lógica funcional de cada uno, pero que dada la necesidad de una movilidad sostenible -manifiesta en los planes de movilidad urbana sostenible (PMUS)- sirve de instrumento para relacionar de forma programada la interacción entre equipamiento verde y modelo de transporte sostenible.

Continúe leyendo este artículo en La ciudad Viva -> http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=27438

.

Este artículo fue escrito por Sabrina Gaudino para La Ciudad Viva

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s